jueves, 18 de agosto de 2011

Cefereso de Guasave







A los 12 años cobró vida


Desde la administración de Zedillo se inició su construcción y se concluyó al inició del Gobierno Vicente Fox, pero nunca se puso en operación a pesar de la saturación de otras cárceles de Sinaloa y el país; porque se necesitaban al menos 10 millones de pesos

Raúl Francisco Quiroz

Por doce años fue un enorme elefante blanco en las afueras de la ciudad de Guasave, que de lustroso y funcional terminó por deteriorarse y derruirse con su soledad, hasta que hace unos meses fue rehabilitado y la semana pasada por fin puesto en marcha.
Antes de que esto ocurriera millones de pesos se consumieron por el desdén oficial, y las cárceles locales y del resto del país sufrían de sobrepoblación.

El enorme edificio, ahora ya no está solo, lo poblaron los primeros 200 reos, luego de que el Gobierno Federal, atendiera las críticas de grupos sociales y del propio Ejecutivo Estatal, quienes pidieron su apertura para despresurizar los presidios de Sinaloa.

Estrenando edificio viejo
Con el traslado de 200 reos de otros estados, el penal federal de Guasave inició operaciones, con el próposito de que a largo plazo permitirá desfogar los Centros de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito del estado, una de las principales demandas de las autoridades sinaloenses, quienes no quieren que éste se convierta en una suerte de “Almoloyita”. Los presidarios fueron internados a partir del martes 5 de julio, en el oficialmente llamado Centro Federal de Readaptación Social 8 Norponiente.
Los  200 internos fueron trasladados por agentes de la Policía Federal, apoyados con elementos de la Policía Estatal Preventiva, y proceden de diferentes partes del país.
Durante 2011, manifestó, se espera que este penal reciba alrededor de 800 internos, un número similar el próximo año, y para el año 2013 llenarlo en su totalidad con entre 2 mil y 2 mil 200 presos. El nuevo Cefereso de Guasave será administrado y operado totalmente por la federación y las autoridades estatales intervendrían únicamente y exclusivamente en apoyo cuando se les solicite.

Despresurizaran presidios locales
A partir de su funcionamiento, las personas que cometan delitos federales en el estado ya no serán internados en los penales estatales sino que serán trasladados directamente al Cefereso lo que redundará en que mediano y largo plazo los primeros se desfoguen.
De acuerdo con datos de la SSP, de 5 mil 641 internos que hay en los penales estatales, mil 453 están recluidos por delitos del fuero federal.
Desde 1999 las autoridades iniciaron la construcción del penal de mediana seguridad, pero la obra quedó inconclusa durante los años posteriores hasta que la semana pasada, 12 años después, por fin entró en operaciones.